En Barcelona no queremos ratas

En Barcelona no queremos ratas

Primera manifestación del nuevo mandato para protestar contra la inseguridad en Barcelona. La plataforma ciudadana Salvalona, impulsada por Élite Taxi, varias patrullas ciudadanas y asociaciones vecinales, se ha presentado en sociedad en la plaza Poeta Boscà de la Barceloneta.

«No queremos ratas en Barcelona», espeta Charlie, uno de los portavoces de la plataforma. «Todo el mundo que viene a la ciudad para sumar es bienvenido, pero no nos podemos quedarnos quietos ante los delincuentes que nos roban a todas horas».

«Las cosas no pueden seguir así», explica David, un vecino de la Barceloneta. » Desde el sofá es muy fácil quejarse, pero ha llegado la hora de salir a la calle y luchar contra la inseguridad».

«Cortaremos todas las calles de Barcelona», asegura otro de los organizadores. Entre aplausos constantes, los miembros de la plataforma han animado a los ciudadanos a defender sus derechos. «Nadie lo hará por vosotros», insiste David.

«Si no salimos nosotros, aquí no se mueve nada», dice el portavoz de Élite Taxi, Tito Álvarez , para alentar a los vecinos.

Su voz resuena por toda la plaza. El nuevo teniente de alcaldía de Prevención y Seguridad, el socialista Albert Batlle, ha prometido más esfuerzos para combatir la delincuencia, pero ya ha advertido que costará tiempo revertir la situación. «El tiempo se agota», advierte.

La historia de Leo

Elena Allende hace 30 años que vive en Barcelona. El 25 de febrero de 2018 su hijo volvía del trabajo y cinco jóvenes lo pararon por la calle, en el Paralelo.

Le querían atracar y, cuando intentó defenderse, uno de los ladrones le dio un golpe en la cabeza con una barra de hierro y le dejó inconsciente y ha quedado tetrapléjico.

Se ha pasado varios meses en el hospital y Elena hace tiempo que paga miles de euros a una residencia privada para hacer la recuperación. «Los agresores aún están en la calle!», Critica, «y mi hijo dejó de ser el Leo que todos conocíamos».

«¿Dónde están todos aquellos que nos deben proteger?», Se pregunta. Otro de los asistentes lo tiene claro: «Los cuerpos de seguridad están saturados», lamenta. Las disputas políticas y la austeridad impuesta desde Madrid han impedido convocar más plazas para la Guardia Urbana y los Mossos. «El gobierno de España va fletar dos barcos llenos de policías para venir a pegar gente honrada que quería votar. Fleten ahora dos barcos para defendernos».

En Barcelona no queremos ratas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here