Ayuntamiento e interior reabren la comisaría de Plaza Catalunya

Ayuntamiento e interior reabren la comisaría de Plaza Catalunya

El primer semestre de 2019 ha sido nefasto para la seguridad en Barcelona.

Ha aumentado un 9% el número de delitos y especialmente alarmantes son las cifras de robos y hurtos.

Ayer se celebró una Junta Local de Seguridad con representantes del Ayuntamiento, del Departament de Interior, Mossos d’Esquadra, Guardia Urbana y judicatura.

Aquí se conoció que los delitos contra el patrimonio han subido un 10% en la capital catalana, mientras que los robos con violencia o intimidación en la vía pública lo han hecho un 35%, los hurtos un 8,3% y los robos con fuerza en establecimientos comerciales se han disparado hasta un 66%.

«Una parte sustancial de los robos con violencia o intimidación en la calle empezaron como hurtos, pero acabaron como sustracciones con ensañamiento»

En cifras globales se han denunciado en los primeros seis meses del año 4.207 robos, un 35% más que el año pasado, mientras que las detenciones por estos delitos entre los Mossos y la Guardia Urbana subieron un 85%, por lo que se hacen 23 detenciones al día.

Los agentes detallan que cada vez hay más robos de relojes de lujo por lo que montaron un dispositivo especial.

Registraron 261 casos y se realizaron 98 detenciones

Los robos con fuerza en comercios han pasado de 1.216 a 2.018 en un año mientras que las detenciones por este delito subieron un 61%, alcanzando las 328.

Respecto a los hurtos, Interior detalla que han aumentado un 8,4% en este tiempo lo que significa que la media es de 365 al día.

También remarcan que el 35% de los hurtos pasan en la calle, un 33% en los transportes públicos y un 28% en establecimientos comerciales.

Los Mossos detallan que han bajado los robos con fuerza dentro de los domicilios mientras que la policía ha detenido a 243 por presuntamente cometer estos delitos.

La reapertura de la comisaría

El conseller de Interior, Miquel Buch, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, anunciaron que se reabre la comisaría de Mossos d’Esquadra de plaza de Catalunya, en la que trabajarán con la Guardia Urbana, para atajar la delincuencia en el centro de la ciudad.

La intención es que ayude para recibir denuncias de la ciudadanía.

Se trata de medidas de un plan estratégico que esperan tener listo en tres meses para poner freno a la creciente sensación de inseguridad en Barcelona.

Además, también se insta a hacer cambios legislativos para castigar más a los delincuentes reincidentes por lo que desde el Ayuntamiento se mantendrán reuniones con representantes del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) y la juez decana de la ciudad, tras hacerlo con la Fiscalía Superior de Cataluña.

Interior también anunció que Barcelona tendrá 320 nuevos agentes de los Mossos, se creará una unidad regional de seguridad ciudadana y se mejorará la coordinación con la Guardia Urbana. De esta forma, la policía autonómica tendrá más implicación en la venta ambulante y la municipal en labores de investigación y de recepción de denuncias.

Reabren la comisaría de Plaza Catalunya por el aumento de delincuencia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here